Friday, July 29, 2005

Busco un mundo mejor y el mando de la tele. frase de Toni Nievas en una noche de viernes.

salgo desnudo a la terraza en busca de unos calzoncillos mientras veo pasar por el cielo una avioneta con pancarta publicitaria colgada en la cola. Me pregunto, ¿alguien se fija en esos aviones alguna vez?. El avión da vueltas por toda la playa, supongo que intentado llamar la atención de los turistas consumidores que se tostan al rojo sol. ¿por qué gastar tanta gasolina en horas de vuelo si pueden hacer la misma publicidad en tierra, porque contaminamos por nada?.
Otra de las conversaciones habituales de cada verano es el aire acondicionado. Yo siempre he dicho que no quiero poner el aire en casa porque lo veo mal, contamina, no esta bien y bla, bla, bla. Pero luego me paso todo el verano fuera de casa metiéndome en sitios donde tienen el puto aire acondicionado, tipo cortes ingleses, bares iglú y casa de amigos que si tienen el aire. ¿por qué soy tan tonto?.
Abro la nevera y al intentar colocar bien una botella de agua que no me dejaba cerrar la puerta de la nevera hago caer la mermelada al suelo haciéndola añicos. El bote de cristal me refiero. De noche al llegar a casa después del trabajo me meto directamente en la ducha. Últimamente solo pienso que soy una ducha, vivo dentro de ella, soy un colacao, una nevera con hielo, un sofá, un destornillador, una botella de leche, otra de agua,- y muchas otras cosas mas que pasan por la cabeza mientras intento olvidarme del calor que hace.
En el trabajo las conversaciones cada vez menos interesantes; parece que la temporada de fútbol ha terminado porque nadie habla del tema. Me paseo por toda la cocina con mi uniforme de trabajo, mi gorro alto haciéndome el interesante, buscando un buen motivo por el que seguir en ese trabajo. El motivo es que no hay ningún motivo lógico e interesante que pueda explicar el tiempo perdido en los hoteles y mi falta de interés por intentar salir de ellos.
Luis esta en la partida caliente, ¿esto que quiere decir?. Bueno, es donde se encuentran las planchas y los hornos y todo lo que pueda llevar la palabra caliente. Me meto en la partida intentado sacar algo interesante de Luis. El esta completamente mojado por el sudor; la idea de abrazarme a el en este momento es demasiado remota. Luis me lanza un beso con sus labios gastados por el tabaco negro y me dice que me quiere. Me llevo del caliente boloñesa y salgo al comedor. El comedor esta repleto de rubios alemanes con la nariz quemada por el sol. Los alemanes nunca se llegan a poner morenos, se ponen rojos y sus narices también. Yo si puedo tomar el sol pero nunca lo hago; solo tengo el brazo izquierdo moreno de sacar el brazo por la ventanilla del coche, los clientes envidia mi brazo izquierdo.
Esto es mas o menos diariamente, la estética visual siempre es la misma. Cada día mas horrible, mas pirado y surrealista, cada día mas desagradable, mas feo y mas patético. Cada día es alemán, tirantes con la bandera alemana en un cliente gordo alemán con el pelo pincho, cada día es playa sin espacio, tatuajes de delfines y espinas en los brazos, calcetines blancos con las sandalias cuesta arriba camino del hotel , menús con casera, cerveza fon fas como pollas se llame, calle del jamón, calle de los trileros, la calle de las putas negras que roban carteras, directores trajeados en el despacho con el aire acondicionado, jamón serrano, el mercado del jueves y ni un puto sitio para aparcar, los balones de oferta que te regala el mercadona, no me gusta el deporte, el tunnig, los putos calorros que no saben hablar, las películas del cajero, la tanga de tu hermana, los yates aparcados en el paseo marítimo, el puto Michael Douglas y el túnel de camino a Soller para nadar en el mar.


0 Comments:

Post a Comment

<< Home