Tuesday, June 14, 2005

No tengo palabras

¿por qué intentar esquivar nuestro destino buscando distracciones elitistas para engañarnos?. Ya sé que todos es una puta mierda, ya sé como voy a acabar. Mas o menos estos son algunos de los pensamientos que suelo tener cuando salgo del supermercado y por el peso de las bolsas mis brazos se estiran como si fueran chicles. Con esa poco gana que siempre suelo arrastrar. Se lo digo a ella. Nosotros vamos a terminar como todos ellos, seremos una pareja mas de este pueblo, la decadencia nos carcomerá por todos los poros. Tendremos casi cincuenta o sesenta años y estaremos gordos como focas marinas, con pliegues en los codos, con la papada gigante, con el deseo sexual muerto. Me atare los pantalones con una cuerda y llevare la camisa abierta dejando al descubierto mi bello blanco y mis pezones arrugados y desgastados como chupetes.
Creo que era necesario, Operación triunfo vuelve. Gracias a dios. Gracias a la iglesia, al partido popular, al fútbol, a la casa real y a la vida que me ha dado tanto. Siento decirte esto pero no eres el perfil que estábamos buscando.

1 Comments:

Blogger La-Ruina-de-la-Familia said...

¡Jajaja! La madre que te parió.

9:19 AM  

Post a Comment

<< Home