Saturday, June 04, 2005

Mi vida mas anodina que la tulla.

Mi día ha sido mas anodino que el tuyo. -no, el mío lo ha sido mas. Esta conversación la tengo con unos amigos intentándome emborrachar después del trabajo, pero ni eso se hacer. Mañana tengo libre y mi intención era salir de marcha a lo bestia hasta las 8 de la mañana, amaneciendo en otra parte del país, raptado por una secta punki con el pelo azul, seguidores de Julio iglesias que viven en comunas que destruyen cada cierto tiempo. Pero no ha sido así, termino la noche devuelto a mi mismo a casa, no estoy borracho, no he vivido aventuras como en las películas, no he conocido gente interesante esta noche en bar. Me he comido una hamburguesa completa con patatas en un famoso antro chiringo que queda céntrico de la ciudad. Esto de céntrico de la ciudad no sé que mierda quiere decir. Mientras me metía en la boca toda esa hamburguesa, escuchaba sin querer las conversaciones de las mesas de mi lado. Las mesas por si solas no hablan pero los que estaban allí sentados solo hablaban estupideces. Una familia de calorros con los chándales adidas blancos; con todo el loock de película de bandas armadas en plan colors. En otra mesa un pastillero delgaducho comiéndose un helado con gran desesperación, aunque lo pienso, y la desesperación siempre suele ser grande. No sé, pero a mi me daba miedo ver a este chaval; mientras lamía su helado miles de tics nerviosos intentaban desconcentrarlo de su tarea. Tics nerviosos que le hacían cerrar los ojos, mover el cuello de extraña manera. Alguien me dice que ese tipo de tics pueden ser porque se ha pasado con la coca. Curiosa observación cuando yo solo pienso que ese tipo ha sido siempre así , con su coleta, la gorra de marca blanca y todo ese rollo de pastillero de discoteca de barrio. ¿esas personas fueron otros en otro tiempo?. Cuando todos éramos niños y no teníamos identidad propia, todos éramos los hijos de nuestros padres, y si vestíamos de aquella manera tan horrible era por culpa de los papis. Pero ahora, en la fase adulto, ¿qué es lo que te detiene para que te quites esas pintas?, ¿no puedes vestir como una persona normal?; como yo. Con camisa blanca, corbata de cuadros, algunos bolis saliendo del bolsillo de la camisa y pantalones de pana. No olvides las gafas de pasta y el pelo aceitoso. Lo del pelo aceitoso me lo dijo una niña en el colegio, esa misma niña veinte años mas tarde me la encuentro trabajando de dependienta en la panaderia de mi barrio. Yo me he quedado medio calvo y poca grasa queda en mi pelo, pero ella se ha puesto inmensa, y cuando digo esto quiero decir, gorda, grande, focona, culona. Lo peor de todo, se acuerda de mi y me dice cosas como.- estas mas hombre, que bien que estas. Y yo me pregunto, ¿si tenemos la misma edad, porque me habla como si fuese mi madre?.





0 Comments:

Post a Comment

<< Home