Sunday, June 19, 2005

El todo incluido nos mata

Esta ha sido una de esas noche de verano en la que bebemos vino en la terraza y fumamos sustancias peligrosas mientras filosofamos. Llegando a la misma conclusión, los que vivimos en la isla estamos hasta el nabo de esta isla. Y del uso que ofrecemos de ella a los turistas borrachos, turistas degenerados de tercera clase. Todos los conflictos que genera la baja calidad del turismo que hacemos y muchas etcéteras. La terraza donde tomábamos el vino rosado espumoso, da a un enorme hotel. Un hotel de color rosa para giris alemanes musculosos; desde la terraza podemos ver todas las habitaciones y sus respectivos balcones donde los turistas borrachos salen a cantar sus canciones para borrachuzos de taberna alemana. Los alemanes cantan todo el día violentado el silencio y el descanso de los vecinos de los alrededores al hotel. Levanto la cabeza y observo como un turista salta la barandilla de su terraza para cruzar a la habitación de su lado, donde se encuentran otros turistas. Una imagen de película, una escena arriesgada donde el turista se expone a una caída de cinco pisos. Biel es el dueño de la casa donde estamos tomando el fresco y mirando el espectáculo. Me dice que eso es normal, que cada año muere mas de un cliente de esa manera, pasando de una habitación a otra por la ventana, como van todo el día borrachos, y ahora mas con el todo incluido. –ostias, pues seria interesante ver a uno caer en directo, ¿no?. Quiero decir, como experiencia para compartir, además el ruido que debe hacer un cuerpo contra el suelo desde esa altura. Mi curiosidad es. ¿salpicara hasta aquí?.
Ellas: pero por favor, podéis cambiar de tema.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home