Saturday, June 25, 2005

Antes de salir por la puerta. ¿por la cerradura de la puerta?. No entiendo nada.

Cada vez que la chica rosa entra en el bar explota su cabeza. La chica enlatada y la risa de mentira, el camarero de pingüino cobra esta semana y esta contento. Se distraen un momento y entran nuevos, los demás están sentados. Hay canciones dentro de sus zapatos y le pisan en la alfombra, no tengo dientes y como ensaladas esta noche. Como una borracha la mosca cae el suelo, y no me avergüenzo por llamarla para decirle que la quiero. No sé muy bien que quiero decir con todo esto; ¿escritura automática dadaísta?, lo que me faltaba, estoy fatal. Efectos de calor supongo.
De nuevo otro café en el bar de siempre, la cafetería de las gemelas culonas. Siempre están los mismos clientes; esta semana han puesto nuevas sillas y mesas en el exterior, pero no se sienta nadie , seria una locura de giris. Se esta muy bien metidos en el aire acondicionado. He vuelto a pintar sobre papel. Creí que lo había dejado definitivamente. No entiendo nada, no sé porque aun lo sigo haciendo, estoy haciendo dibujos rápidos con tinta china y acrílico; los hago de manera desesperada los últimos minutos antes de irme a trabajar. ¿vía de escape, de que?.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home