Friday, May 27, 2005

Laca, espuma y su puta madre. Capitulo 2

Los primeros guaises en llegar a la fiesta son los del equipo de fútbol, ya hemos dicho que todos ellos se han pasado por la piedra a Ester, así que el único interés de verdad por ir a la fiesta era la comida, las patatillas y otras chicas que puedan conocer por medio de Ester. Puede sonar sucio, pero esto es así, el primo se lo ha repetido unas cuantas veces a Ester, para que abra los ojos y deje de hacer este tipo de fiestas innecesarias o al menos que deje de invitar a la gente que se va tirando, porqué se pierde el interés social. Llegan también a la fiesta cinco chicos guapos y repeinados, del mismo curso de Ester y Carolina. Los chicos no están mal, tienen un buen pelo que lucen engominado, uno lleva aparatos en los dientes y un polo amarillo, pero le queda muy bien todo. Es el tipo de hombre que le gusta a Carolina. Ella lo ha intentado con el en alguna ocasión, pero el nunca le ha hecho caso. Ella es tan poco llamativa para todos los chicos del instituto, por supuesto Carolina se mantiene virgen, aunque una vez se dejo sorber las tetas por un vecino menor que ella.
Carolina esta dando vueltas por la fiesta sin saber donde meterse, todos pasan de ella. Ester es la reina de la fiesta y todos quieren estas con ella, esta guapa, esta radiante y esta noche la follaran a tres bandas. Toni se ha cansado de mirar los discos e intenta integrarse en la fiesta, vemos a toni rodeado de todo el equipo de fútbol. Toni intenta hacerse el gracioso hablando de las chicas del instituto, pero a nadie le hace gracia. Carolina logra encontrar a Ester y la coge del brazo y la lleva fuera de la fiesta.
Ester: ¿qué te pasa ahora?
Carolina: ningún chico me hace caso.
Ester: no se trata de qué ellos te hagan caso, eres tu quien tiene que mostrar interés por ellos.
Carolina: pero a ti te vienen como moscas tu pasas de todos como de la mierda.
Ester: lo mío es diferente porque yo……
Carolina: ¿por qué tu que, porque no acabas la frase?
Ester: porque yo nada, no sé que iba ha decir.
Carolina: porqué eres guapa, eso es justo lo que ibas ha decir.
Ester: vale, soy guapa, sí, es lo que iba ha decir, soy guapa y no puedo hacer nada por evitarlo. tu no eres guapa, vale, ¿y eso que cojones importa?. Puedes hacer otras cosas para llamar la atención de los chicos.
Llega a la fiesta otro ex novio oficial de Ester. Miguel es el típico chico conflictivo macarilla que su madre le quemaba con la plancha mientras su padre estaba en la cárcel por conducir desnudo y borracho en coches robados por el. Miguel entra en la casa y va directamente a las bebidas que hay en la palangana de color azul. José Carmona se cruza en su camino, los dos cruzan la mirada, se odian, lo saben, Miguel estaría dispuesto a matar por ser el autentico ex oficial de Ester. Los dos se miran durante largos segundos, llegan al minuto sin intercambiar palabras.- José Carmona: yo estuve mas tiempo con ella. Tu no deberías estar aquí.
Miguel: si quiero te puedo pegar una patada en la cabeza que te reviento. Yo estuve tres meses con ella, lo nuestro si que fue amor verdadero.
José: que sabrás tu lo que es el amor, el único amor que tienes es por tu mierda de moto que tienes en la calle aparcada.
Toni logra salir del interior del pelotón de fútbol para intentar calmar la tensión que hay entre Miguel y José Carmona, que de los nervios se le ha descolocado su pelo moreno repeinado con gomina, se ha puesto tan nervioso que su sudor a cambiado el color de su polo “lacoste” de color rosa. Toni: chicos, chicos, creo que no vale discutir por mi prima, no vale la pena, os lo digo que la conozco bien.
Miguel: pero que sabrás tu de las tías imbécil, si tienes una cara de virgen que te mueres. A todo esto Mónica encuentra el disco de Madonna y pone la canción de "como una virgen”, o algo así. El equipo de fútbol ha acabado con todos los sanguiches de nocilla y chorizo y se han puesto violentos, tienen hambre y se empiezan a quejar. Ester esta en la cocina preparando mas comida. Ella creía que iba a ser la puta reina de la fiesta, pero la verdad es qué no tiene mucho tiempo para brillar entre tanto bocadillo. Este echo la cabrea y va en busca de su buena amiga, para que sé ocupe ella de los bocatas, ya que ella es la amiga repelente y por mucho que intente integrase en la fiesta no se la van ha follar a lo grande como a ella . Carolina esta en la terraza, como no hay mas mujeres en la fiesta los chicos le han empezado a prestar un poco de atención. Por una vez en la vida Carolina se siente bien, se ha puesto a bailar rodeada de todo el equipo de fútbol. Miguel y José Carmona siguen con la discusión. Toni encuentra un trozo de uña dentro del barreño azul; Carolina se acalora con el baile. La canción que suena pertenece a la banda sonora de “Dirty Dancen”- Carolina regala un poco de sus muslos levantándose sutilmente su horroroso vestido con las manos. Ester para el disco y cambia enseguida de música. Pone el disco mas inbailable de todos los tiempos, un viejo disco de Leonar Cohen que pertenece a su padre. ¿canción?, cualquier canción de ese hombre de cualquier disco, no tiene una sola canción que sé pueda bailar.
Uno de los chicos del equipo de fútbol gira su cabeza y dirige sus labios en dirección de Ester, sostiene en la mano izquierda un baso de plástico vació con restos de haber bebido vodka con limonada.- chico: Serás hija de puta!!!!!.- todos los del equipo de fútbol están de acuerdo con el echo de qué Ester se ha pasado un guevo, les ha cortado el rollo por completo, ahora ellos sé siente tristes, aburridos y con hambre; los chicos del equipo sé largan de la fiesta. Cuando los chicos se van largado, bajando los tres pisos de escaleras preciosas. Por sus bocas salen palabras como.- maldita zorra, puta guarra, es la ultima vez que vengo a una fiesta de esta hija de puta. – pues yo me la folle dos veces. – qué asco das tío. Este echo no tiene mucha importancia, porque mientras ellos salen de la casa, unas cuarenta personas mas entren en la fiesta, muchas de estas personas mujeres guapas, jóvenes y con vestidos trasparentes. Todo el equipo de fútbol, conscientes del gran error que cometerían al largarse de una fiesta asi, deciden volver a entrar en la casa y volver a subir los tres pisos de bellas escaleras de mármoles que brillan, porqué la madre de Ester esta obsesionada y pasa todo tipo de líquidos y maquinas para que esas putas escaleras brillen como dios. Este detalle les suda los guevos a todos los que integran la fiesta, manchando esas mismas escaleras con todo tipo de ingredientes.


2 Comments:

Blogger Inchina said...

Qué historia tan perversa y decadente. Sobre todo la parte de los polos de lacoste y la gomina mezclados con Leonard Cohen.

Como guionista de realities sobre quinceañeros norteamericanos no tendrías precio... yo que tú probaba suerte en Hollywood.

10:27 AM  
Blogger que guai es todo said...

Prefiero quedarme en Mallorca, que aunque no tiene industria, si que tiene mucha chicha. Nadie saldra de esta Isla.

3:56 AM  

Post a Comment

<< Home