Wednesday, May 25, 2005

LACA, ESPUMA Y OTRAS MIERDAS DE LA EPOCA

Tiene la piel blanca que esconce bajo sus pantalones que no se cambia nunca, vive de por vida con sus padres y nunca tiene ganas de salir de su pequeña y oscura habitación, su barba a medio crecer lo convierten en un pequeño y diminuto hombre que tiene miedo de todo. Le encantaría follar con todas sus vecinas, pero le da miedo intercambia alguna palabra con esas chicas modernas que se cruzan con el en la escalera. Compartir el ascensor con el puede ser como compartir una tumba, nunca dice nada, mira al suelo y luego mira el techo, pero nunca te mira a los ojos. Llega tarde a todos los sitios donde queda, por eso ya nadie queda con el. Antes le invitaban a las fiestas, pero desde que su hermana tiene novio ya no entra en ninguna fiesta. Se podría decir que este tío seria el clásico caso de friki que no pierde la virginidad hasta los veinticinco años; cuando por fin, consigue una cita con una amiga de su prima, con acne y sobre peso de inflarse a bollicaos. El nombre de ella, no sé, Carolina, qué suena a nombre de muñeca o de niña bonita pero que no pega nada con la chica gordita con acne que se va ha follar esta noche a nuestro protagonista. Carolina trabaja en un supermercado, es sábado y mañana no trabaja, “Ester” su única amiga la ha invitado a una fiesta esta noche en su casa. La casa es de los padres , el nombre de Ester es de lo peor, claramente. Ester viene de buena familia, un padre director de hotel, gana mucho dinero y se va de fulanas cada semana. La madre; una cincuentona con la cara estirada y los senos de goma. Esta noche los padres de Ester se han largado a un cóctel en casa de unos amigos cirujanos, gente de la tele y mafiosos de las telecomunicaciones, gente muy chunga. hay buffet libre de gambas y coca . La fiesta en casa de Ester promete ser lo mas, Ester es guapilla, es de esas tías que el tiempo las ha tratado bien, va camino de los veintitrés ; esta delgada, quizás demasiado, por haber cogido alguna manía con la comida tiempo atrás, cuando se metía los dedos antes de largarse al gimnasio, le gustaba estar delgada para ser penetrada por todo el equipo de fútbol del instituto. ¿Pero porque una chica así, de esa clase, podía tener una amiga como Carolina?; Gorda, fea, llena de complejos y con miles de granos que no dejaban ver su rostro inflado por los bollicaos. Carolina era la típica amiga que se arrastra desde el colegio, que con los años, sin tener apenas nada en común, la amistad se sigue manteniendo, quizás por la pereza de dejar las cosas claras y herir los sentimientos de las persona que una vez, fue importantes en nuestra vida. Ester se siente bien invitándola a su fiesta esta noche, en la terraza del tercer piso de la enorme casa de sus papis. Ester tiene el presentimiento de que esta noche puede pasar algo entre Ester y su primo, el friki que lleva siempre los mimos pantalones, también invitado a la fiesta, por sacarlo un poco de casa y por imposición de sus padres que la han obligado un poco a llamarlo por teléfono.
El primo como buen friki es el primero que llega a la fiesta; con una botella de cerveza en la mano.
Ester: ¿qué haces con esa cerveza?
Primo: no quería presentarme sin nada.
Ester: tu sola presencia a vale, serás tonto, venga, pasa.
Primo: no ha venido nadie.
Ester: pero que cutre eres.
Esta fiesta sucede en los años ochenta y se pueden utilizar palabras como chachi, bobo, mogollón, me mola mucho. En la fiesta se ponen discos y los cócteles son en vasos de plástico. La banda sonora es bananarama, Rick Asley y lo peor de esa década. El primo lleva una camisa por dentro, es roja con flores. Algo muy horroroso. La prima se ha puesto un vestido negro con medias, lleva espuma en el pelo y va horriblemente maquillada. La prima esta nerviosa porque espera esta noche a todo el equipo de fútbol, se los ha follado a todos menos al arbitro que esta noche promete venir a la fiesta, Ester mete hielo en un barreño de color azul, el mismo barreño que utilizar su madre para meter sus callos en agua caliente y luego cortarse las uñas. Una fiesta es una fiesta y todo vale, si los invitados no mueren por algo así ya lo aran por otros motivos. Esta noche en la fiesta, se espera que aparezca el ex oficial de Ester, José Carmona, chico de buena familia que le gusta a sus padres para que ella se case con el y tengan dos millones de hijos; pero eso no creo que valla ha pasar, ella aun esta experimentando con el sexo. Mientras Ester saca algunas bebidas a la terraza el primo le pregunta.- prima, ¿tu crees que esta noche alguien se va ha fijar en mi?, me gustaría poder conocer a una chica, pero es qué no sé como se hace, siempre que quiero hablar con una chica, me da corte y luego no me salen las palabras. Toda esta frase escuchando de fondo a Bangles.
Prima: tu tranqui, que esta noche soy yo la anfitriona y te prometo que no te vas a ir de esta fiesta sin perder esa virginidad que llevas arrastrando desde que te conozco.
Primo: pero si yo no soy virgen, ¿de donde te sacas tu eso?
Prima: si, es verdad, yo también soy virgen. Tocan a la puerta y Ester va ha abrir como buena anfitriona; la segunda invitada en llegar a la fiesta solo podía ser la amiga friki de Ester. Carolina lleva una botella de cerveza en la mano. Carolina entra en la casa y sube por las escaleras hasta el tercer piso; mientras suben.
Ester: ha venido mi primo, esta loco por ti.
Carolina: ¿en serio?, que súper guai, tu primo esta súper bueno, es mas guapo de Glen Medeiros.
Ester: mi primo Salva no. Te hablo de Toni.
Carolina: ¿pero que dices ti, estas loca?, tu primo me da asco, además esta loco, nunca habla con nadie, y viste fatal. Todo esto mientras ellas se miran a los ojos con sus tupes sostenidos en laca, espuma y otras mierdas de la época.
Ester: yo creo que deberías darle una oportunidad, no es tan como parece, eso es qué nunca has intentado hablar con el.
El primo esta en la terraza mirando los discos de su prima. Esta buscando el disco perfecto. Europe, Bros, Héroes del silencio. Sin duda saca el peor disco de todos, “podría ser Bravo por la música”. ¿de Juan Pardo?. Toni no tiene gustos musicales, no tiene ni idea de grupos, solo sabe lo que ponen por los cuarenta. Los demas invitados empiezan ha llegar a la fiesta, son las nueve y media de la noche. Carolina y Ester están nerviosas y cachondas, no saben como terminara la noche.



3 Comments:

Blogger RUFUS said...

simplemente brutal

complicadamente fascinante


¿pero como termino la historia?

¿hubo sexo entre los fracasados?

fracasados sociales, se entiende (que hay otros parametros para valorar el exito)

1:39 PM  
Blogger que guai es todo said...

Me gusta que te guste. ahora mismo estoy en la fiesta con Toni.

6:54 AM  
Blogger DrëW said...

genial historia...

10:12 AM  

Post a Comment

<< Home