Thursday, April 07, 2005


Mi vida laboral

Me acuerdo la primera charla sobre mi futuro laboral que tuve con mis padres; era yo joven, acababa de cumplir los dieciséis años, la edad en la que el colegio me dejo a mi, yo no quería haber seguido estudiando, porque me dije, ¿pa que?, que voy aprender yo que no pueda aprender en un hotel o de ayudante de fontanero?; yo les dije a mis padres que mi futuro estaba en la cocina, que a mi eso era lo que me gustaba, yo quería llegar a ser un gran chef de cocina, con el gorro largo y toda la indumentaria; cuando le dije esto a mi madre ella me contesto diciendo: ¿cocinero, pa que, a donde vas tu de cocinero si no sabe ni freir un huevo?, eso era cierto, por aquel entonces aun no sabia freír nada, ni cocer ni cocinar ni nada, era un pésimo cocinero; mi madre me dijo, además, ¿qué es lo que gana un cocinero?, una miseria, trescientas o cuatro cientas mil pesetas al mes; hijo, tu eres muy gracioso, metete a cómico como te dice tu padre, eres demasiado gracioso, como cocinero nadie te va a tomar en serio; cojonudo, en mi puta vida se me había pasado por la cabeza lo de ser cómico, actor, yo quería ser un buen cocinero; los cómicos me parecían patéticos, gente deprimente poco folladora que sale a contar sus penas a gentes que están alcoholizadas todo el día metida en lo bares, la gente que se ríe con esos cómicos en gente triste llena de problemas incapaces de resolver sus inseguridades personales, por eso se ríen tanto, porque ven el cómico, canalizadas sus insatisfacciones y complejos que hacen a estos individuos personas complicadas ariscas a integrarse en la sociedad....bueno, esto me lo leí en un libro, lo digo por si alguien se ofende y luego quiere partirme la cara a la salida; además que los cómicos no son gente exitosa en el campo emocional sexual, un cocinero de puta madre si que folla como dios manda, bueno, como dios no se, pero si como manda...esto aun no se que significa muy bien.
Hable con todos mis amigos de este problema, yo quería ser cocinero pero mis padre me aconsejaban que no, que mi futuro no iba por hay, ¿pero por donde iba mi futuro?, así que una buena mañana al despertarme abrí la ventana y una fuerte brisa marina me sonrió en la cara dejándome ver iluminada la respuesta en el retrogusto del paladar....bueno no, esto no se lo cree nadie, ¿verdad?, ya sabia yo que no iba a colar.
Mis pocos amigos al enterarse de que yo quería ser cocinero me dijeron, ¿pero tu estas loco?, pero si tu eres un cachondo, lo que deberías hacer es cobrar a la gente por hacer reir, que siempre estas haciendo el payaso.
En ese momento de mi miserable vida me volví a sentir solo como otras veces ya lo había estado, ¿a que se referían mis familiares y amigos al decirme que yo no valía para cocinero pero en cambio si que molaba haciendo reír, es que ya nadie me iba tomar en serio nunca mas?, yo solo quería cocinar, yo ...en serio, incluso me compre un pequeño librito de aprenda a cocinar, “es fácil, es guai, es rápido ameno, hágalo usted mismo en su casa pero no se queme”; las primeras veintiséis veces que me queme tuvieron gracia, yo pensé, bueno, es parte del oficio, cocinero poco quemado poco ladrador, decía el refrán; a quien madruga dios lo ahoga; no por mucho masturbar, se corre más temprano; cuando el rió suena, es que suena que te cagas y refraneros así que no sirve para nada pero siempre rellenan un hueco que te cagas y encima queda uno como un jodido sabio.
Un monólogo es algo muy serio, chungo, complicado y a veces y solo a veces hasta puede resultar gracioso, pero solo en su esencia no en el mensaje contenido entre líneas.
Yo siempre he sido una persona que lo ha dejado todo entre líneas, la verdad es que siempre lo he dejado todo entre todo, por ejemplo el coche mal aparcado entre dos coches, menuda mierda de monólogo, si esto va a seguir por esta línea lo más seguro es que me linchen a la salida, incluso puede que hasta yo me haga daño, uno tiene que ser crítico con uno mismo.
El monólogo suele contar las vivencias casi siempre bastante patéticas y desgraciadas de alguien que lo ha pasado mal en la vida, la gente se ríe de ello, pero lo hacen como auto- defensa riéndose de ellos mismos por verses reflejados en la misma mierda de experiencia.
Un gatillazo que olvidar, una madre deseosa de pillar a un hijo en postura pajera, ¿qué puede haber peor en la vida que una madre le pille a uno en esas posiciones pajeras de la vida?, porque si te pilla un padre no es lo mismo, porque tu padre de alguna manera u otra se puede haber visto en una situación así en su triste vida; si es un padre que pilla a su hija haciendo ese tipo de cosas no va a pedir ni explicaciones ni detalles sobre lo sucedido, bueno la cosa se complica un poco si es un padre que pilla a su hija frotándose sus partes con un poster de Enrique Iglesias en sus manos, hay si que hay que pedir explicaciones, no por la pajilla si no por el mal gusto de la niña.


 Posted by Hello

0 Comments:

Post a Comment

<< Home