Thursday, April 07, 2005


Me imagino saliendo a un escenario de esos de televisión a una hora familiar; me presento; hola, mi nombre es Antonio, un nombre común entre los millones de españoles, si no te llamas Antonio te llamas Antonia, en mi familia ahora vivos somos unos quince Antonios, y en el hotel donde trabajo en una cocina somos siete Antonios; la verdad es que no me enorgullezco de llamarme Antonio, prefiero que me llamen en el trabajo de otra manera, por ejemplo Batman, suena de puta madre y uno no corre el peligro de repetirlo con otro compañero, al menos que este tan cabra como yo; soy un españolito común corriente de a pie, ni bajo ni alto, ni guapo ni muy feo, ni muy tonto ni muy listo, lo que tenemos los españoles es que no somos ni muy esto ni muy lo otro, estamos indefinidos, todo el mundo sabe por ejemplo que los chinos son todos chinos y los alemanes son rubios grandes y con la cabeza cuadrada, lo sé porque yo trabajo en la hosteleria, sé mucho de extranjeros aunque no haya viajado por el mundo; eso sí, estoy un poco gordito; dicen que lo gordos somos gente graciosa y simpática, pues yo no, hijos de puta, quien quiera llamarme gordo que me lo diga en mi puta cara en la calle, pero en el fondo soy buena persona, llevo ya un tiempo mirando este programa de monólogos y la verdad es que parece que allá falta de imaginación, todos los cómicos hablamos de lo mismo, de pajas de pollas, de madres, de novias ninfomanías que se follan al perro del vecino y de cómo esta el trafico en Madrid, pues joder, parece que la gente solo tenga coche en Madrid, hay mas ciudades ,coño¡¡, por ejemplo, yo vengo de Mallorca, en Mallorca el trafico es diferente porque si te distraes un momento puedes acabar en el mar, y eso es una putada.
Los mallorquines somos diferentes al resto del mundo, nosotros no tenemos metro no sabemos nada de metro ni podemos calcular las distancias entre paradas, ni sabemos leer los planos, o sea, somos gilipollas e inútiles totales, lo peor del mundo, incultos anodinos y olemos mal, y encima estoy gordo. Aquí en Madrid, estaba yo viniendo hacia aquí en el metro mientras enfrente mío un par de jovenzuelas quinceañeras con granos en la cara hablaban del verano y de lo bien que se lo van a pasar cuando se vayan de vacaciones a la playa, y yo pienso por un instante,¿ es qué la diversión solo es playa para la gente vive en la ciudad, y yo estoy hasta la puta polla de vivir en frente del mar,¿qué pasa en verano en Madrid, todo el mundo se viene a Mallorca a dar por el culo’, ¿es qué no se pueden ir a otro sitio?, por ejemplo Barcelona, que es un poco igual que Madrid y encima tiene mar al lado, o Málaga, Mallorca es el parque acuático por antonomasia, la gente de allí somos diferentes porque tenemos “la mirada”; se preguntaran de cojones habla este gordo y si ha fumado algo.Y si, me he fumado algo ilegal, si no esto seria muy aburrido para mi; nosotros tenemos la mirada más profunda y lejana porque tenemos el sentido de los pescadores; antes Mallorca era una isla de pescadores, ahora es una isla de mierda llena de hoteles, pero cada uno de nosotros tiene algo de pescador en su sangre, yo estoy seguro que si me tiro al mar y me propongo llegar hasta Madrid nadando me tienen que recoger a los cincuenta metros medio muerto, pero es del impulso y de la idea de lo que estoy hablando, ese tipo de locuras solo se le ocurriría a alguien que sabe lo que es el mar; alguien que lleva el mar en la sangre, alguien que ha visto Titanic más de nueve veces, y me digo yo a mi mismo, estoy hasta la polla de Titanic y de todo lo que esta mierda representa en la sociedad y en especial en las chicas de quince a veinte años, que follen al maldito Leonardito Dicaprios, por favor, y que luego lo maten y lo entierren donde nadie pueda encontrarlo, porque estoy seguro que si lo encuentran después de muerto, las fans son capaces de disecarlo y ponerlo como monumento nacional dedicado a la masturbación femenina; me pone enfermo, es como cuando entro en la habitación de mi prima pequeña, luego soy yo el perturbado porque tengo colgados en mi habitación unos cuantos cientos de pósters de Pamela Anderson, pero cojones, ¿qué le pasa a mi prima con este actor?, esta hecha polvo, y eso que yo tengo un montonazo de amigos que van supersalidos que estarían encantados de montárselo con mi prima gratis, sin pagar me refiero, porque si hacemos un poco de memoria entre todos, ¿cuándo fue la ultima vez que lo hicimos sin pagar?, puede que alguna vez, pero sin amor por supuesto, y con grandes cantidades de alcohol, el alcohol es la excusa perfecta para todo polvo fallido: lo siento, es que...debe se por lo que he bebido, a lo que dice ella: tienes toda la puta razon, me he puesto así de cachonda contigo por todo lo que me he metido en el cuerpo.

 Posted by Hello

0 Comments:

Post a Comment

<< Home